Comprender los sentimientos
Father and son playing basketball
La comunicación es vital

Los niños con fuertes habilidades de comunicación pueden buscar ayuda cuando la necesitan. Los niños que pueden identificar y expresar sus emociones tienen menos probabilidades de exteriorizar, lastimarse a ellos mismos o a otros, o desarrollar maneras poco saludables de afrontamiento.

El manejo de las emociones

Ayude a su hijo a sobrellevar sus emociones de las siguientes maneras:

Enseñe

A su hijo una amplia gama de palabras para expresarse. En lugar de feliz, pruebe "emocionado" o "contento."

Pregunte

Antes de suponer. Si su hijo está expresando emociones fuertes, haga preguntas para saber qué le está pasando realmente.

Demuestre

Buen comportamiento y dé el buen ejemplo al expresarse y manejar sus propias emociones.
 
 
Mother checking sick son

Hablar con los niños

 
B
Sea abierto
Esté abierto a que le hagan preguntas y a dar respuestas fundamentadas. Esto significa ser un buen oyente activo y nunca responder con juicios o críticas.
A
Haga preguntas
Hágale preguntas a su hijo para entender el origen de lo que piensa y siente. Los niños no siempre tienen las mejores herramientas para comunicar exactamente lo que sienten o necesitan. Es usted quien debe escuchar y averiguar lo que está pasando.
C
Dese tiempo para pensar
¿Se enfrenta a una conversación sobre la que no tiene la certeza de cómo responder? ¡Está bien! No debe tener todas las respuestas de inmediato. Dígale a su hijo que lo pensará y que volverán a hablar al respecto.
K
Conozca a su interlocutor
Cuando hable con su hijo, asegúrese de que la respuesta sea apropiada para la edad. Esto incluye el lenguaje que utiliza, el tipo de información que discute y la cantidad de información que brinda.

Ser un adulto de confianza

Cómo ser un adulto de confianza

Los adultos de confianza son buenos modelos a seguir para los niños cuando se trata de comunicar sus sentimientos. Infórmese más sobre lo que se necesita para ser un buen adulto de confianza en esta actividad de cuidador.

Más información
Cómo tener conversaciones difíciles

¿Está listo para enfrentar esas grandes preguntas y conversaciones difíciles? Esta guía le ayudará a atravesar esas situaciones.

Ver guía

Aprender juntos

Actividades para cuidadores y niños

Explore y aborde estos temas con un niño usando nuestras actividades divertidas y entretenidas.

Ver actividades

Pregunte a los expertos

Si sospecha de abuso, lo mejor que puede hacer es hablar con su hijo al respecto. Busque un espacio cómodo para hablar y mantenga la calma durante la conversación. Puede decir algo como: "Sabes que mi trabajo es mantenerte seguro y saludable. Quiero que sepas que siempre puedes hablar conmigo sobre cualquier cosa y que lo superaremos juntos". Evite preguntar si alguien le está haciendo daño. Tenga en cuenta que el abuso sexual le puede parecer bien al niño, por lo que es posible que no lo vea como algo que le hace daño. No presione al niño si no está preparado para hablar con usted, pero asegúrese de decirle que usted está disponible y que él no está en problemas. Asegúrele que simplemente le pregunta porque está preocupado por él. Si revela el abuso, tómelo seriamente, dígale que le cree y agradézcale que se lo haya contado. Asegúrese de que sepa que el abuso no es culpa suya y que no ha hecho nada malo. Antes de denunciar el abuso, dígale al niño que va a hablar con alguien que pueda ayudar y que eso es lo que tiene que hacer para mantenerlo a salvo. Este recurso ofrece más información sobre cómo mantener esta conversación y puede ayudarle a encontrar el número de teléfono de Child Protective Services (Servicios de protección de menores) de su localidad para denunciar el abuso.

Los niños van a decidir por ellos mismos con quiénes se sienten cómodos para hablar y compartir información. Puede ser otro miembro de la familia o de un maestro, entrenador o vecino en el que sientan que pueden confiar. Asegúrese de saber con quién pasa tiempo su hijo y analice la posibilidad de mantener una conversación con ese adulto para establecer los límites sobre el tipo de información que quiere que comparta con usted. Deje en claro que, si la salud o la seguridad de su hijo está en riesgo, deben hacérselo saber.

Comience por dar el ejemplo de comportamientos y comunicación saludables. Si un niño le cuenta algo o le hace una pregunta, tómelo seriamente y ayúdelo. También puede decirle: "Si alguna vez necesitas algo, siempre puedes hablar conmigo, y si no estoy cerca, puedes llamarme o enviarme un mensaje". La confianza y la comunicación saludable se construyen a lo largo del tiempo a través de pequeñas conexiones e interacciones. Si alguna vez el niño revela algo sobre su salud o seguridad que le preocupa, no olvide alertar a su tutor o a otra persona que pueda conseguir la ayuda adecuada.

¿Busca más información sobre cómo hablar con los niños en su vida sobre el consentimiento? Descargue esta útil lista de recursos.
Descargar PDF
 

Sea patrocinador

Buscamos auspiciantes y socios que nos ayuden a desarrollar contenidos y actividades adicionales.

Involúcrese
 

Explore temas

Vea qué otros temas importantes pueden ayudar a mantener a los niños a salvo del abuso y el acoso

Infórmese más